sábado, 7 de mayo de 2011

Procedimientos a seguir para la elaboración de jabón casero

Materiales usados:
  • Sosa cáustica
  • Agua
  • Recipientes
  • Balanza digital
  • Varilla de vidrio
  • Aceite usado y filtrado
  • Batidora
  • Moldes 


Medidas

          Para saber las proporciones que necesitamos para nuestro jabón casero debemos fijarnos en el índice de saponificación que tiene el aceite que vayamos a utilizar. El índice de saponificación es la relación entre el número de miligramos de sosa cáustica que le corresponden a un gramo del aceite que vayamos a usar. A continuación os mostramos una lista de aceites junto a sus índices:
  • 0,134 Aceite de oliva
  • 0,190 Aceite de coco
  • 0,141 Aceite de palma
  • 0,134 Aceite de girasol
  • 0,128 Aceite de risino
  • 0,136 Aceite de almendras
  • 0,133 Aceite de aguacate
  • 0,135 Aceite de soja
  • 0,136 Aceite de maiz
  • 0,133 Aceite de sésamo
  • 0,069 Aceite de jojoba
  • 0,156 Aceite de palmiste
  • 0,132 Aceite de germen de trigo
  • 0,069 Cera de abeja
  • 0,137 Manteca de cacao
  • 0,128 Manteca de karité
          Una vez sabemos esto, sólo debemos fijarnos en el tipo de aceite que vayamos a usar y así conoceremos la proporción necesaria tanto de sosa como de aceite. La proporción de agua dependerá de la textura que le queramos dar al jabón: Cuanta más agua, más líquido, limpio y suave sale, y a la inversa.

          En primer lugar, debemos pesar la sosa cáustica. Nosotras hemos usado una balanza digital para tener más precisión con las medidas.


          Vertemos la sosa con mucho cuidado en el agua, ya que la reacción al entrar en contacto con la piel puede causarnos una gran irritación y removemos con algún utensilio resistente al calor (Nosotras hemos utilizado una varilla de vidrio).



          Una vez disuelta la mezcla de sosa y agua, la echamos en el recipiente con el aceite filtrado, y continuamos removiendo para darle más homogeneidad.



          Hacemos uso de la batidora para mezclar bien todos los componentes.



          Cuando veamos que la mezcla está lo más líquida posible, la vertemos en unos moldes, que pueden ser reciclados (envases de leche, de zumos…) o adquiridos especialmente para eso.



          A continuación os dejamos un vídeo donde podemos ver paso a paso como elaborar jabón casero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada